Día Mundial de la Solidaridad – Me hice la prueba, ¿y tú?

By | Diciembre 1, 2006

Demostración de cómo se hace la prueba rápida VIH, con la Dra. Lul Jananía de Perdomo (Q.E.P.Descansa)

Hoy 1º de diciembre es el día mundial de solidaridad con quienes viven con el vih-sida y de la misma manera solidaridad para prevenirla. Me he unido a los que apoyan esta causa. Por eso una vez más estoy portando en mi camisa el listón de solidaridad, hablando una vez más del tema, expresando mi afecto por quienes de una u otra manera han sido afectados por esta “pandemia”, y en fin, aportando. He tenido el privilegio de activar a través del programa “Una receta para la esperanza” (Prescription for Hope, a response from Samaritan’s Purse to HIV-AIDS) en República Dominicana, Ecuador , México , y Centro América, incluyendo la muy olvidada zona de la Mosquitia en el nor-oriente de Honduras y nor-occidente de Nicaragua. Quiero mencionar en este momento sólo uno de los retos que hacemos al final de estas jornadas de capacitación a líderes comunitarios participantes: ¡HAZTE LA PRUEBA HOY!

¿Por qué hacerse la prueba? Se ha hecho la observación que los estudios estadísticos sobre esta problemática tienen un porcentaje de error hacia los resultados mínimos por causa del estigma o del temor. Por ejemplo, donde se dice que hay tantos infectados, tú lo puedes multiplicar por cinco sin que estés exagerando. Otro ejemplo, se dice que por cada persona confirmada con este padecimiento, son 9 más las que pueden estar realmente infectadas. Así que, el punto es: ¡TODOS TENEMOS DERECHO A SABER SOBRE NUESTRA PROPIA CONDICIÓN!

Cada uno y cada una debe animar a otros hombres y mujeres en sus propias comunidades a conocer su condición. Muchos podemos pensar que no estamos expuestos… y eso, ¿qué tiene? Con nuestro ejemplo podemos romper barreras de estigma y temor y entonces ser de influencia para que todos a nuestro alrededor se hagan la prueba… De esta manera estamos creando conciencia de prevención, y además anunciamos que hay esperanza presente y eterna… que quienes padecen de este hasta ahora incurable síndrome pueden prolongar con dignidad su calidad de vida con los cuidado, los medicamentos y el AFECTO oportuno.

¡Te animo hoy a hacerte la prueba! Únete en solidaridad.

Escribe tu pensamiento aquí: