Cinco cosas que no sabes de mí

By | Febrero 2, 2007
Encarcelado

Encarcelado por ocultar cinco cosas que no sabían de mí

En verdad te digo… que mi colega Jorge Julio me hizo el llamado ineludible de responder a este meme. B)  (Me parece que entre los blogueros cristianos quien lo inició fue Larry A. Downs, vice-presidente y publicador de Grupo Nelson.) Ni modo, pensé que en la posteridad algún historiador amarillista iba a hurgar en los anaqueles de las historias inéditas y revelar mis secretos, pero ahora ya se hacen públicos. Como ven en la foto, de los paparazzis no logré escaparme 😀

Bueno, a confesar se ha dicho, estas son cinco cosas que probablemente no las supieras a menos que alguien tratara de extorsionarme, así que mejor me adelanto para que el asunto no pase a más:

  1. ¡Soy perfecto! Con frecuencia quienes conocen la “teoría de los temperamentos” me preguntan si yo soy un “melancólico” y pocos me creen que ese es no más que mi temperamento secundario. Como dicen, a la mamá de uno hay que creerle. Pues yo recuerdo que de niño mi madre me corregía diciendo: “Miguel Antoniooooo!!! Está bien que seas analítico, pero ya deja de ser tan criticón, introvertido, sensible, negativo y exigente… Eres un PERFECTO-MELANCÓLICO!!!!” Como se dan cuenta ahora, mi madre se encargó de que pensaran que melancólico era mi segundo temperamento. De su regaño me pareció obvio cual era el primero. 😀
  2. No me gusta la leche. Una vez, cuando tenía once años, se me olvidó “devolverla a la jarra” (je,je,je)… entonces mi abuela me la mandó a la escuela y tuve que tomarla delante de todos mis compañeritos y compañeritas. Desde entonces argumento que si Dios quisiera que un adulto tomara leche, su mamá lo seguiría amamantando… vaya excusa! 😀
  3. Soy un actor frustrado. De joven participe en un par de obras y dirigí otras dos. Otra vez me atreví a compartir un sermón dramatizado caracterizando al hermano mayor del “hijo pródigo”. No recuerdo otro atrevimiento, lo que si recuerdo es que mi esposa dice que cuando solteros la cortejé con un buen drama, pero que ahora tengo que poner esfuerzo para mantenerla con una buena comedia. Así que estoy a la espera de una gran oportunidad. 😀
  4. Fui practicante de la meditación trascendental. Y no es simplemente eso, sino que una vez presenté dos ofrendas en un altar mientras el “maestro” entonaba cánticos en sánscrito. Puntualizando, fui simpatizante y practicante dentro del movimiento New Age, hasta que “con la Influencia de La Palabra” me convertí al Cristianismo.
  5. No soy tan teólogo como te han dicho. No es que sea un juego de palabras, ni tampoco que nos vayamos a comportar como “perfectos-melancólicos” en definir quien hace y quien no hace teología, pero aunque preparo conferencias teológicas siento gran carga por las exposiciones bíblicas. No me gusta que me llamen “licenciado en teología” pues prefiero ser tenido como un aprendiz de teología bíblica. ¿Por qué? Porque aunque me gradué de del Seminario Teológico, soy un “activista” de la predicación expositiva de la Biblia. ¡Urge en el púlpito latinoamericano!

Uff!!! Ya me siento libre de esa cárcel de secretos. Ahora le paso este meme a Dolly de Lumbrera, a Pablo Fajardo de DeterminaciónHoy.net y a Joel Calleiro de DespuesDelDomingo.com.

Para todos nosotros, he aquí “la influencia”:

El que dice que es amigo de Dios debe vivir como vivió Jesús.” 1 Juan 2.6

Escribe tu pensamiento aquí: