Archivo de la etiqueta: iGCLA

Vertical: Eleva Tu Pasión

fullsizeoutput_28ba
“Vertical” es la Conferencia Anual de las Iglesias Gran Comisión Latino América. Vertical 2017 se llevó a cabo en San Pedro Sula, Honduras, del 12 al 14 de abril, 2017.

Lo que tenemos en común, lo que nos desafía, lo que no tiene precio ni lo negociamos, ¡son nuestros valores!  Luego de #Vertical2017, con la enseñanza e instrucción de nuestros pastores, reconocemos que  somos libres para regresar a nuestra iglesia local, comprometidos y animados a “elevar nuestra pasión” por Dios mediante la vivencia de cada uno de los valores distintivos de nuestro movimiento de iglesias.

Aunque tengo la esperanza de ir pronto a visitarte, te escribo esto para que, si me tardo, sepas cómo conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.

1 Timoteo 3:14-15 RVC

NUESTROS VALORES EN LAS IGLESIAS GRAN COMISIÓN:
Nuestros Valores son las convicciones profundas que tenemos respecto a ciertas verdades bíblicas. Estos enunciados nos caracterizan como movimiento y actúan como fundamento de nuestra proclamación.  La Conferencia Anual de las Iglesias Gran Comisión, #Vertical2017, nos desafía a “elevar nuestra pasión” por darle mayor gloria a Dios al renovar nuestros compromisos con cada uno de Nuestros Valores Centrales…

Seguir leyendo Vertical: Eleva Tu Pasión

Vertical: Sal de Tu Cueva, Sigue La Visión

SAL DE TU CUEVA, por Mark Jobe

1 Reyes 19:9-18 “¿Qué haces aquí?” No has sido llamado a vivir en pasividad ni en desánimo por causa de un dolor (error, falta, caída) en tu pasado.

¿Cómo salir de tu cueva?

1 Reyes 19:11
Paso 1: #SalDeTuCueva regresando por el camino difícil que has estado evitando. Tus asuntos pendientes te limitarán si no los resuelves.

1 Reyes 19:15
Paso 2: Volviendo al sitio de dolor para confrontarlo y librarte de una vez por todas de estar apaciguándolo. “Dios, te confieso este dolor, y ahora te doy gracias por tu perdón. Gracias por tu amor por mí.”

1 Reyes 19:19
Paso 3: Dando nuevos pasos de fe que marquen el inicio de un nuevo llamado, de una nueva etapa en tu destino. Recuerda del Paso 1: El usar tus dones pero sin salir de tu cueva (esto es, sin atender tus asuntos pendientes), no te permitirá cruzar la frontera a tu nuevo destino.

FE AL ROJO VIVO, por Mark Jobe

Podemos tener una sana y fuerte doctrina y aún así tener un amor débil por Dios y las almas. No es tan solo un #SalDeTuCueva sino salir para que Dios ponga de nuevo tu corazón “al rojo vivo” por Él.

«¿Cómo he llegado a este punto? Me enfrié poco a poco hasta caer.» Es que con caídas lentas no nos damos cuenta de cuanto hemos caído. Recuerda: ¡Dios te ama! Todos necesitamos ser amados por alguien: anhela de nuevo el amor Dios y estarás encaminado a tener una “Fe al Rojo Vivo”.

¿Cómo puedo tener una fe al rojo vivo para volver a hacer lo que hacía al principio?
Apocalipsis 2:4-5 RVC

  1. “Ponte a pensar en qué has fallado.”
    Recuerda el fuego interior que tuviste antes. Considera esto: Pasión cualquiera la tiene en un momento dado; pero tener una pasión sostenida a través del tiempo es lo difícil. Así que: Recupera tu primer amor por Dios.
  2. “Y arrepiéntete.”
    Sal de la negación y déjate quebrantar por Dios. ¡”Sal de tu cueva” ya! Seguirás decayendo espiritualmente hasta que despiertes y te digas: ¡Quiero vivir de otra forma!
  3. “Y vuelve a actuar como al principio.”
    “Dios da mayor gracia al humilde.”

UNA VEZ MÁS, por Mark Jobe

Cómo evitar el “síndrome de Giezi” en nuestra “tercera generación” de discípulos.
2 Reyes 4:25-36

1a. Generación, Elias: Persistente y poderoso.
(Actores de grandes historias de fe al fundar la iglesia.)
2a. Generación, Eliseo: doble porción siendo persistente y poderoso.
(Construyeron estructuras internas y también los edificios.)
3a. Generación, Giezi: ¿Cuádruple porción? No, ¡fracasó!
(Nacieron en la iglesia pero tienden a “salirse”, tienden a fracasar espiritualmente. “O se mueren o se avivan.”)

¿Qué debemos hacer los de la 1a y 2a generación por nuestros hijos e hijas espirituales de la 3a generación para que “se aviven” con “cuádruple porción”?
1. Bendecirlos, bendecirlos y bendecirlos;
2. y orar, y orar y orar por ellos y ellas.

¿Qué pueden y deben hacer los de nuestra 3a generación para cuidarse del “síndrome de Giezi”?

  1. No volverse “cultural” sino mantenerse espiritual, con amor ferviente hacia Dios.
  2. Comprender que no sólo se trata de “cosas religiosas” sino de un amor fuerte a lo que Dios ama: las personas. «Ama a las personas donde estés; ámalas como estés.»
  3. No buscar “lo fácil” sino realmente anhelar vivir la fe y los milagros, con persistencia, una y otra vez.

¡Qué Dios levante con cuádruple porción a nuestra tercera generación, y los lleve hasta donde ninguno de nosotros ha llegado cumpliendo la Gran Comisión!

ES TIEMPO DE CAMBIO, por Mark Jobe

Algo terrible sucede cuando nos quedamos atrás mientras Dios está moviendo a la iglesia hacia adelante; cuando nos quedamos detenidos en una vieja etapa y nos resistimos al cambio de una nueva. “Muchos quieren que Dios los toque, pero no quieren obedecer; esperan un milagro, pero no dan pasos de fe.”

Pasos para “descender al estanque” y salir a una nueva etapa en tu vida.
Juan 5:1-9
Paso 1: Decide si de verdad quieres cambiar y deja lo que te ha detenido atrás en el pasado. El cambio empieza cuando el dolor de seguir igual es mayor que el dolor de cambiar. El cambio espiritual ocurre cuando tienes un encuentro personal con Dios y despiertas a un futuro distinto. Este cambio se llama “fe”. Fe es despertar a la realidad de que hay algo mejor.Paso 2: Deja de señalar a otros, como tu excusa, y acepta tu responsabilidad de elegir el cambio. A veces el problema de por qué no cambiamos no está por fuera sino dentro de nosotros mismos. Cierra la puerta a tus actitudes y hábitos que tienen fuerza para arrastrarte hacia atrás. “Cuando dejas atrás por completo lo viejo, lo nuevo será completamente mejor.” La presencia real de Cristo en tu vida y en lo que tú eliges es lo que hace toda la diferencia para cambiar de una vez por todas hacia una nueva etapa en tu vida espiritual.Paso 3: Acepta y responde a los retos de fe (es decir, retos de cambio espiritual) que Dios te pone por delante. “Sí, acepto que hay gente que quiere humillarme y dañarme; hay gente que me quiere enfermo, enfadado, desanimado; ¡hay gente que me quiere paralítico!… Sí, esa gente no celebra que estoy cambiando en Dios; pero yo respondo que estoy saliendo del estanque hacia una nueva y mejor etapa en mi vida.”¡Suelta lo que te tiene atrapado en parálisis! #SalDeLaCueva ¡Es tiempo de elegir cambiar! #SigueLaVisión~Mark Jobe, #Vertical2016PD/ Al salir de la cueva o del estanque, sal para vivir y cumplir la Gran Comisión como nunca antes la has vivido. “Dios te faculta, te envía y te acompaña.” (De esto trata en la segunda parte de esta publicación #SigueLaVisión)

MULTIPLICA DISCÍPULOS: Somos imitadores de Jesucristo

Pastor Sergio Handal
2 Timoteo 2:2Estoy comisionado a hacer discípulos. ¿A quién? Debemos concentrarnos en una persona que:
1. Esté DISPONIBLE: No hay discipulado sino compartiendo tiempo juntos. Si el discípulo “no lo pone en el calendario”, no te multiplicarás en él.
2. Sea ENSEÑABLE: Un discípulo que esté listo y abierto para escuchar, y que con humildad considera tu enseñanza en su vida.
Cuatro hábitos a desarrollar en un/a discípulo:Hábito 1: Tener una cita diaria con Dios al meditar en un texto bíblico para ponerlo en práctica.Hábito 2: Ser constante en congregarse en la iglesia y en tener comunión en su grupo de crecimiento.

Hábito 3: Serle de ejemplo y motivarlo para que se involucre en el servicio a otros.

Hábito 4: Evangeliza con él/ella y que aprenda de ti a hacer discípulos disponibles y enseñables.


MULTIPLICA GRUPOS: Vivimos en ambiente de familia

Pastor Edwing Cárcamo

Ingredientes Esenciales de la “salsa secreta” para grupos de crecimiento saludables, para que se multipliquen una vez al año:
1. Valor
En nuestros grupos damos VALOR a las personas para que tengan esperanza (1 Samuel 22:1-2)
1. Darles oportunidades con gracia
2. No tratarlos con su calificativo pasado (“los parientes, los afligidos, los endeudados, y los amargados”)
3. Enseñarles a luchar y crecerEn nuestros grupos damos PODER a las personas para que tengan una nueva cultura espiritual de vida (Hechos 1:8)
1. Madurez y adaptación
2. Lealtad
3. Valentía y propósitoEn nuestros grupos damos AMOR a las personas para que sean entrenados como discípulos en un ambiente hogareño de sencillez y confianza (Hechos 2:42, 46-47)
1. Orden
2. Disciplina
3. Dirección
4. Carácter
5. Rendición de cuentas de testimonio personal, integridad, tentaciones, problemas resueltos con otras personas.
6. Supervisar metas de lectura, de oración, lucha espiritual, decisiones, tiempo con la familia, actividades de desarrollo personal y de recreación.Nuestros grupos de crecimiento serán saludables con esos tres ingredientes esenciales. Con estos ingredientes, en un año tu grupo podrá ser:

1. Más cálido a través del compañerismo
2. Más profundo a través del discipulado
3. Más fuerte a través de la adoración
4. Más amplio a través del servicio
5. Más dinámico a través de la evangelización:
* VIVE una vida evangelística
* INCULCA valores evangelísticos
* MOVILIZA herramientas evangelisticas
* DESATA un ambiente evangelístico contagioso

 

MULTIPLICA IGLESIAS: Vivimos la Gran Comisión

Pastor Nelson Guerra

¿Por qué en Gran Comisión Latino América nuestra estrategia es plantar iglesias?

1 Timoteo 3:14-15
Plantamos iglesias porque así llevamos la verdad de Dios para la vida.

Efesios 1:32-23
Plantamos iglesias porque como Cuerpo estamos “sobre todo”.

Hechos 2:46-47
Plantamos iglesias porque la iglesia local es el hogar de los discipulos.

Efesios 5:25-27
Plantamos iglesias porque la iglesia tiene un valor incalculable.

Mateo 28:18-20
Plantamos iglesias porque nos estimula a vivir el mandato de Dios.

Considera los siguientes consejos bíblicos para cumplir la Gran Comisión, y para hacerlo en armonía entre generaciones de discípulos:
Salmo 78:5-7
Salmo 71:17-18
Jeremías 1:7-8
Proverbios 20:29

¿Eres un niño o una niña?
¿Eres una persona joven o adulta?
¿Eres una persona de la tercera edad?
¡La gran comisión es para toda persona que ha creído en Cristo y ha decidido servirle!

#SalDeTuCueva: Atrás quedan las dudas, los temores y la vida sin propósito.
#SigueLaVisión: Frente a nosotros tenemos visión, fe y compromiso.

VISION 10.5
Al menos 10 nuevas iglesias #iGCLA en los próximos 5 años

#YoSoyGranComisión

MANUS DEI – Una síntesis de las conferencias

MANUS DEI – El Poder para Cambiar

Conferencia Anual de las Iglesias Gran Comisión
San Pedro Sula, Abril 20 al 22 del 2011

#1 La Mano de Dios nos multiplica – 1 Corintios 9:22 – Lee Powell

Si quieres que la MANUS DEI multiplique tu vida, anota lo que debes sumar cada día:

1.- Ora para que todos seamos efectivos en la comunicación del Evangelio a la gente a nuestro alrededor.

2.- Llega a donde está la gente y conéctate con ellos.

3.- Hazte tú mismo accesible a la gente con la intención de comunicarles sinceramente el Evangelio.

4.- Ayúdale a la gente a ser devotos seguidores de Cristo tal como tú lo eres y deseas que muchos más lo sean.

#2 La Mano de Dios nos purifica – Job 19:21 – Jeff Kern

Nos liberamos cuando somos sinceros. Somos sinceros cuando nos hacen sentir seguros. Nos sentimos seguros cuando todos estamos claros con la Gracia.

#3 La Mano de Dios nos une – Salmo 147:10 – Alfonso Faraj

Seamos agradecidos y mantengámonos unidos! Somos lo que somos, estamos donde estamos, y JUNTOS vamos a donde vamos por la gracia de Dios!

#4 La Mano de Dios nos da Seguridad – Isaías 49:6 – Jeff Kern

Déjate sorprender por Su llamado! En tal Voluntad encontrarás la seguridad que anhelas, descansando en Su carácter de amor, confiando en la magnitud de sus promesas. Métete en la Corriente: Hora de levantarse, tiempo de restaurar, momento de ser luz en todas las naciones en la MANUS DEI !!!

#5 La Mano de Dios nos da Poder – Efesios 1:18-19 – Steve Johnson

Abandona tu supuesto poder propio. Pero no te achiques, sino experimenta la MANUS DEI con su poder hiperbólico para “llegar a ser un grande y no un agrandado”. Los grandes no se quedan con la gloria. Todo les es dado, menos eso. Experimentar eso es alcanzar otro nivel. El nivel de Su Gloria. Pídelo, alcánzalo, úsalo. Profundiza, ama, sumérgete. Sé humilde.

#6 La Mano de Dios pelea por nosotros – 2 Crónicas 20:9 – Sergio Handal

“Pongan el violín.” Cuando llegues a la conclusión de que estás entre la espada y la pared, será mejor. Te enfrentarás a dos opciones: te desplomas dejándote morir o te quedas quieto confiando firme. Si escoges lo último estarás listo para el milagro. “¡Quiten el violín!” Llegó el día de estar quietos: La MANUS DEI actúa milagrosamente a nuestro favor cuando ya no podemos hacer nada. No claudicaré, No seré vencido, la mano de Dios está conmigo! Ánimo!

#7 La Mano de Dios: Poder para Cambiar – Esdras 7:10 – Nelson Guerra

Me entrego obediente al Cambio. Escojo ser una posibilidad en la MANUS DEI. Con una pasión acalorada, una preparación vitalizada y una práctica supervisada, la propagación está garantizada… en la MANUS DEI !!!

Eleva tu fe

Siete

Basándose en 2 Pedro 1:1-15, “Gran Comisión Latino América” organizó y presentó para nuestra asociación de iglesias una serie de conferencias temáticas sobre siete cualidades que ese pasaje incluye como “peldaños sobre los cuales posicionarnos para elevarnos en nuestra fe”. Estas conferencias, realizadas la semana recién pasada, incluyeron retos para comprometernos a:

  1. Excelencia Moral: Decir no a todo tipo de inmoralidad (Virtud)
  2. Comprensión Espiritual: Amar La Palabra (Conocimiento)
  3. Dominio Propio: Decir no a la carne, nuestro principal enemigo (Dominio propio)
  4. Paciencia Completa: ¡Persistir! (Paciencia)
  5. Alta Devoción: Honrar mis prioridades para con Dios, la Iglesia y la gran comisión (Piedad)
  6. Afecto Fraternal: No desentendernos de la familia de la fe.
  7. Amor Ágape: Amar como Dios nos ama.

Las palabras del cierre siempre basadas sobre 2 Pedro 1:1-15 y presentadas por los pastores Nelson Guerra y Sergio Handal, podemos resumirlas así:

  • Tu fe te une íntimamente a Dios (v.1-4)
  • Sube desde tu fe los siete peldaños que te la elevarán (v.5-7)
  • Sé agresivo e intencional en elevar tu fe con toda diligencia: precisión, prontitud, persistencia. (v.8-15)

Ahora sabemos que como resultado de subir en extremo estos siete peldaños…

  • Vamos a conocer más a Jesucristo
  • Vamos a tener una visión más clara
  • Vamos a mantenernos firmes
  • Y como garantía final: ¡Vamos a tener una recepción triunfal en el cielo!

Año con año nuestras iglesias se reúnen en esta temporada para celebrar esta conferencia regional. Ha sido emocionante como cada vez que terminamos decimos “ésta ha sido la mejor de todas”. En mi propia vida yo no quiero que esa declaración se quede como una simple muletilla emotiva, sino que verdaderamente cada año seamos generativos -con la ayuda del Espíritu de Dios- de un mejor estilo de vida personal y de una mayor cultura bíblica comunitaria. Hago ese compromiso y me determino a actuar según la gracia que tenemos en Cristo ya esta misma semana, aún consciente de que tengo muchos peldaños por subir para elevar mi fe.

¿Estás desperdiciando tu vida?

Las charlas “Alcance Total” impartidas por los pastores Nelson Guerra y Sergio Handal en el clímax de las conferencias “Sin Término Medio” fueron una exhortación al estilo del apóstol Pedro (2 Pedro 1:12), pero con el poder de una enseñanza fresca (Salmo 92.10). Durante este tiempo “recordamos con frescura” frases como:

  • Seamos fieles en lo poco, y Él nos ayudará a ser fieles en mayores cosas.
  • Oremos, oremos, oremos.
  • Una vida fructífera glorifica a Dios: Cuánto más fruto llevamos, más gloria le damos.
  • La Palabra fortalece nuestra unidad con Cristo. Separados de Él ningún fruto podremos lograr.
  • El que sirve al Señor Jesús recibirá honra del Padre.
  • No servir por mero cumplimiento de responsabilidad, sino para agradar al Señor mismo.
  • Una visión de servicio es como oxígeno para tu vida.
  • ¡El cristiano tibio desperdicia su vida!

En el Salmo 2 Dios hace al Rey David una profecía mesiánica que no solamente declara el carácter universal del reino de Cristo en su manifestación futura, sino que también muestra el encargo que Dios nos hace a nosotros los súbditos de su reino: Que llamemos a todas las naciones a adorar a Dios con reverencia, a buscar la alegría en Él, y a honrarle como Él lo merece. Pienso que David avanzó mucho en eso. Hemos sido invitados a continuar hacia un “avance total, amando al mundo de la manera como Dios lo ama”. Por eso te pregunto, Y tú, ¿a qué te dedicas?, ¿qué estás visualizando?

Amar significa…

Muy a principios de los 70’s, “Love Story” (Ryan O’Neal, Ali McGraw) ganadora de un Oscar, con 13 nominaciones y 11 premios más, logró que se popularizara la expresión “Amar significa no tener que decir nunca ‘lo siento'”. El impacto de desatinadas declaraciones como esa ha sido tal que, aun hoy, una tercera generación continúa heredando una percepción distorsionada del amor, del arrepentimiento y del perdón. La verdad es que el único exento de no tener que pedir perdón es Dios. La Palabra nos enseña que todos nosotros, hombres y mujeres, somos pecadores y es imposible que dejemos de pecar. Somos una raza caída, pero por los méritos de Cristo, Dios mismo toma iniciativa para ofrecernos perdón y efectivamente perdonarnos cuando respondemos con fe aceptando que Jesucristo padeció la cruz, murió y resucitó para darnos salvación y vida eterna en el Cielo. Así, reconciliados con Dios, somos también llamados a restaurar nuestras relaciones interpersonales SIEMPRE (esto es, cada vez) que sea necesario. ¡Esto es amor! Amar significa procurar la paz cada vez que uno de mis hermanos o hermanas se sabe o se siente que nosotros hemos ofendido o perjudicado.

Con el tema “Unidad intencional”, el pastor Alfonso Faraj nos presentó una atinada base para que practiquemos firmemente el amor hacia la comunidad de la fe. La tesis partió de afirmar que el compromiso mutuo garantiza las buenas amistades (lo cual por supuesto también aplica en mi relación con Dios, en mi relación con mi cónyuge, en mi relación con mis líderes, etc.!!!). Este compromiso “de pacto” provoca que un amigo esté dispuesto a mostrarse como tal aún a costa de sacrificio, complementándose la tesis con una respuesta de parte del beneficiado a cuidar de la amistad precisamente para darle permanencia. Me pareció que la práctica del amor que se nos propuso tuvo su centro en que dichos compromiso, sacrificio y permanencia deben impulsarnos a no archivar rencores, sino a perdonar. El perdón es pilar para dar soporte a la unidad de quienes formamos una comunidad de fe. El antiguo refrán hebreo dice que “el sabio pasa por alto la ofensa”. Desde este punto de vista, entonces, los raspones ni siquiera necesitan vendas. Amar significa perdonar siempre.

En aprecio al énfasis que el mensaje tuvo con relación a la persona que debe perdonar, añado ahora unas líneas para referirme a la persona que debe pedir perdón. Ya se dijo mucho, debemos cuidarnos de no comportarnos como “archivadores” de ofensas, disgustos y resentimientos. Pero en el otro extremo debemos también cuidarnos de no poner una cara de “yo no fui”. Tan difícil nos puede resultar perdonar como pedir perdón. Dios nos ayude pues tenemos instrucción Suya para ambas cosas. “El humilde nunca pierde”, así que no debemos vacilar en tomar iniciativa de pedir perdón si nos enteramos que hemos ofendido a alguien. Y si no nos habíamos enterado antes, pero ahora nos vienen a decir que ofendimos… ¡cuidado! Detrás del “no lo quise hacer” puede haber una buena dosis de manipulación. Detrás del “no tengo conciencia de haberlo hecho” puede haber una señal de insensibilidad y falta de cortesía. Puede ser. Y aún si no lo es, el sabio sabe que un secreto para mantener la unidad en amor es escudriñarse a sí mismo. Sugiero, entonces, con la misma fuerza, que cuando alguien nos confiese una situación, nos cuidemos mucho de justificar nuestra actitud o comportamiento, y respondamos mejor con un “ayúdame a comprender mejor por qué te sientes así conmigo”. Estoy de acuerdo, mis raspones ni siquiera necesitan ser vendados por el ofensor… pero en cambio, las heridas que provoco en otros, yo mismo debo buscar suturarlas. Amar significa pedir perdón siempre.

Adrenalina

adrenalina2Lo que necesito es adrenalina… la suficiente para actuar con diligencia, con esmero, con calidad y tantas otras cosas más que necesito para servir a Dios con TODAS mis fuerzas. ¿Pero cómo estimulo la adrenalina de mi cuerpo? ¿Qué me provocará un sentido de urgencia, de importancia, de apuro, de emergencia… de tal manera que tenga fuerzas para levantar lo que de otra manera me sería imposible levantar por mí mismo?

El pastor Francisco Morales, citando especialmente las cartas del apóstol Pablo a los Corintios, en su conferencia “Energía Extrema, amando a Dios con todas las fuerzas”, resumió su mensaje con cuatro “shocks” que deberían estimular nuestra adrenalina… “Define tu destino”, fue lo primero que nos aconsejó (y que lo hiciéramos buscando descubrir la voluntad de Dios al respecto). Habiéndolo hecho nos quedan tres acciones que de continuo debemos estar creativamente aplicando: Dedicar más tiempo a servir a Dios (si verdaderamente estamos amando a alguien, vamos a encontrar la manera de dedicarle no tan sólo un tiempo de calidad, sino en cantidad). Regalarle más de tus tesoros (esto, en efecto, es ser agradecidos, pues todo lo que tenemos, de Él lo hemos recibido; algunos dicen “da, para que Dios te de”, pero a mi me parece que lo que la Biblia enseña es que “Dios ya nos dio para que demos, y cuando damos nos da aún más para que sigamos dando”). Darle todos los talentos (y de nuevo, la gratitud es un activador de la adrenalina… cuando yo empiezo a ver mis talentos como gracia divina, y con esa conciencia los uso para la gloria de Dios, entonces la fuerza abunda!).

Yo me he quedado “dandole vueltas” a estas reflexiones: Por la noche, ¿lo di todo?; Por la mañana, ¿qué más tengo que dar hoy?. Me parece que cuando Pablo le escribía a Timoteo sobre esforzarse en la gracia que tenemos en Cristo, lo hacia sabiendo que Dios nos pide más y más cada día. Ni tú ni yo podemos lograrlo… a menos que la adrenalina se active 🙂

“Todo lo que Dios me pide que levante necesita un doble esfuerzo.” Si queremos levantar la obra de Dios, entonces… ¡Qué la adrenalina espiritual se active en nosotros! Se trata del Espíritu, claro está.