Archivo de la etiqueta: Diligencia

Eleva tu fe

Siete

Basándose en 2 Pedro 1:1-15, “Gran Comisión Latino América” organizó y presentó para nuestra asociación de iglesias una serie de conferencias temáticas sobre siete cualidades que ese pasaje incluye como “peldaños sobre los cuales posicionarnos para elevarnos en nuestra fe”. Estas conferencias, realizadas la semana recién pasada, incluyeron retos para comprometernos a:

  1. Excelencia Moral: Decir no a todo tipo de inmoralidad (Virtud)
  2. Comprensión Espiritual: Amar La Palabra (Conocimiento)
  3. Dominio Propio: Decir no a la carne, nuestro principal enemigo (Dominio propio)
  4. Paciencia Completa: ¡Persistir! (Paciencia)
  5. Alta Devoción: Honrar mis prioridades para con Dios, la Iglesia y la gran comisión (Piedad)
  6. Afecto Fraternal: No desentendernos de la familia de la fe.
  7. Amor Ágape: Amar como Dios nos ama.

Las palabras del cierre siempre basadas sobre 2 Pedro 1:1-15 y presentadas por los pastores Nelson Guerra y Sergio Handal, podemos resumirlas así:

  • Tu fe te une íntimamente a Dios (v.1-4)
  • Sube desde tu fe los siete peldaños que te la elevarán (v.5-7)
  • Sé agresivo e intencional en elevar tu fe con toda diligencia: precisión, prontitud, persistencia. (v.8-15)

Ahora sabemos que como resultado de subir en extremo estos siete peldaños…

  • Vamos a conocer más a Jesucristo
  • Vamos a tener una visión más clara
  • Vamos a mantenernos firmes
  • Y como garantía final: ¡Vamos a tener una recepción triunfal en el cielo!

Año con año nuestras iglesias se reúnen en esta temporada para celebrar esta conferencia regional. Ha sido emocionante como cada vez que terminamos decimos “ésta ha sido la mejor de todas”. En mi propia vida yo no quiero que esa declaración se quede como una simple muletilla emotiva, sino que verdaderamente cada año seamos generativos -con la ayuda del Espíritu de Dios- de un mejor estilo de vida personal y de una mayor cultura bíblica comunitaria. Hago ese compromiso y me determino a actuar según la gracia que tenemos en Cristo ya esta misma semana, aún consciente de que tengo muchos peldaños por subir para elevar mi fe.

¿Estás desperdiciando tu vida?

Las charlas “Alcance Total” impartidas por los pastores Nelson Guerra y Sergio Handal en el clímax de las conferencias “Sin Término Medio” fueron una exhortación al estilo del apóstol Pedro (2 Pedro 1:12), pero con el poder de una enseñanza fresca (Salmo 92.10). Durante este tiempo “recordamos con frescura” frases como:

  • Seamos fieles en lo poco, y Él nos ayudará a ser fieles en mayores cosas.
  • Oremos, oremos, oremos.
  • Una vida fructífera glorifica a Dios: Cuánto más fruto llevamos, más gloria le damos.
  • La Palabra fortalece nuestra unidad con Cristo. Separados de Él ningún fruto podremos lograr.
  • El que sirve al Señor Jesús recibirá honra del Padre.
  • No servir por mero cumplimiento de responsabilidad, sino para agradar al Señor mismo.
  • Una visión de servicio es como oxígeno para tu vida.
  • ¡El cristiano tibio desperdicia su vida!

En el Salmo 2 Dios hace al Rey David una profecía mesiánica que no solamente declara el carácter universal del reino de Cristo en su manifestación futura, sino que también muestra el encargo que Dios nos hace a nosotros los súbditos de su reino: Que llamemos a todas las naciones a adorar a Dios con reverencia, a buscar la alegría en Él, y a honrarle como Él lo merece. Pienso que David avanzó mucho en eso. Hemos sido invitados a continuar hacia un “avance total, amando al mundo de la manera como Dios lo ama”. Por eso te pregunto, Y tú, ¿a qué te dedicas?, ¿qué estás visualizando?

Sin término medio

orando¡Vaya conferencia!

“Gran Comisión Latino América” organizó la semana pasada una conferencia donde, basados en Lucas 12.30-31, ¡se nos pidió todo!

Como es obvio, cada uno de nosotros los más de dos mil participantes (procedentes de toda Centro América) llegó allí con sus necesidades y retos particulares, y los temas sin duda provocaron un momento para que en una cosa u otra todos permitiéramos un crecimiento en nuestras convicciones, en nuestras actitudes o en nuestras acciones. Agradecido con cada uno de los ocho conferencistas, me anima mucho la bondad de Dios al haber usado en mi vida, de una manera que yo lo necesitaba, a los mensajeros de Su Palabra. Todos, y particularmente tres mensajes, contribuyeron a que yo hiciera estas decisiones:

  • Buscar diligentemente nuevas y creativas maneras de servir a Dios con pasión en el lugar donde Él me tiene. Sí, nuevas maneras.
  • Practicar tales novedades con determinación puesto que Dios mismo estimula nuestra “adrenalina espiritual”.
  • Favorecer “con todo” también a mi prójimo, pues a fin de cuentas hacerlo así es la continuación de amar a Dios.

Así, “pasta a pasta” (como dicen en mi pueblo), ¿verdad que no existe una razón por la cual no esforzarnos en la gracia de Dios, y permanecer por lo tanto animados con el ministerio que por misericordia tenemos?

Uno de los expositores mencionó algo así como que si tan solo uno de nosotros se apropia de un principio de los que fueron presentados, éste vendría a hacer la gran diferencia en honor a Dios en medio de todos nosotros en el movimiento de iglesias al cual pertenecemos. Me uno a la expectativa del expositor creyendo que no será uno, sino muchos, los que permitiremos una revolución “sin término medio”.