Archivo de la etiqueta: Confesiones

Ayuda en tiempo de necesidad

¿Quién no necesita un amigo leal? #BuscaAyuda

DIOS CONSUELA A UNA PERSONA DEPRIMIDA A TRAVÉS DE AMIGOS LEALES COMO TITO.

“Mucha es mi confianza en vosotros, tengo mucho orgullo de vosotros, lleno estoy de consuelo y sobreabundo de gozo en toda nuestra aflicción. Pues aun cuando llegamos a Macedonia, nuestro cuerpo no tuvo ningún reposo, sino que nos vimos atribulados por todos lados: por fuera, conflictos; por dentro, temores. PERO DIOS, QUE CONSUELA A LOS DEPRIMIDOS, nos consoló con la llegada de Tito; y no sólo con su llegada, sino también con el consuelo con que él fue consolado en vosotros, haciéndonos saber vuestro gran afecto, vuestro llanto y vuestro celo por mí; de manera que me regocijé aún más.” 2 Corintios 7:4-7 LBLA


De tu médico tú esperas un tratamiento;

de tu consejero, una orientación;

de tu pastor, compasión y ejemplo.

El psicólogo ofrece alternativas;

y, el psiquiatra, una terapia.

De tu confidente lo único que necesitas es:

¡QUE TE ESCUCHE!

Tu médico debe ser perspicaz,

tu consejero debe ser sabio,

tu pastor debe ser misericordioso,

El psicólogo debe ser sagaz en su análisis,

y el psiquiatra debe ser éticamente competente.

En cambio, la característica elemental y suficiente de un confidente es

¡LA LEALTAD!

Dios hablando consigo mismo sobre mí

La Biblia que leía en mi época de estudiante en la UNAH, a principios de los 80’s.

 

Acabo de “re-leer” Juan 17.

Este capítulo nos da la inspiradora oportunidad de escuchar a Dios hablando con Dios. No hay, en toda la Biblia, otro pasaje como ese que se le pueda comparar.

Dios – El Hijo está deseando que seamos tan felices como Él, felicidad que radica en que guardemos la unidad y mostremos amor. ¡Volvamos a leerlo!

Seguir leyendo Dios hablando consigo mismo sobre mí

Prefiero Despertar Contigo

dormido biblia

Apenas siento Tu aliento
y me quedo dormido,
pero cuando despierto
Tú sigues conmigo.

Honor a ti, Padre,
pues me das PAZ perdurable,
sólo tu Hijo Cristo Jesús
me ofrece GOZO sin límites,
sólo tu Espíritu Santo
es mi AYUDA poderosa,
sólo tu Palabra me seduce
con GRACIA y HERMOSURA.

Que Dios, quien nos da seguridad, los llene de alegría.
Que les dé la paz que trae el confiar en él.
Y que, por el poder del Espíritu Santo, los llene de esperanza.
Romanos 15.13 TLA

Perdonado

Hoy 19 de Septiembre es mi cumpleaños espiritual. Hace 31 años una amiga desbarató todos los argumentos que yo tenía contra la credibilidad de las Sagradas Escrituras. El Espíritu Santo abrió mis ojos para ver, en la Biblia, la realidad sobre la muerte y la Vida (Hebreos 9:27-28).  Ese mismo día, el Padre me hizo apto para participar de la herencia de los santos en luz; el cual me ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tengo redención por su sangre, el perdón de mis pecados (Colosenses 1:13-14).

Tengo Derecho

Tengo derecho a guardar silencio,
tengo derecho a sentirme solo,
tengo derecho a sentirme desilusionado;
aun así,
Tu Esperanza me sostiene,
Tu Compañía me agrada,
Tu Respuesta me hace hablarte más y más.

I have the right to remain silent,
I am entitled to feel lonely,
I am entitled to disappointment,
even so,
Your Hope holds me,
Your Company delights me,
Your Response makes me chat with you more and more.

Lo que leo

Lecturas recomendadas

Inicio las “etiqueta” (tag) ‘Lo que leo’ recordando los consejos que se me han dado precisamente para “la buena lectura”.

POR QUE O PARA QUE LEER

La lectura es un hábito diario, no una cosa grandiosa a hacer cuando se necesite o cuando aparte tiempo para ello.

CUANDO Y DONDE LEER

Para mí el momento de la lectura es más por cuestión de actitud que de aptitud. Tengo libros en mi oficina, en mi habitación, en el comedor, en la sala… traigo al menos uno en el carro. Para leer, se puede en el aeropuerto (qué cosa! en el avión nunca me ha gustado, pero si en un bus. ¿De actitud dije que era la cuestión?). Por cierto, leer mientras se espera en un consultorio, o mientras haces fila en un banco, siempre ha sido una opción que me hace llegar listo con un libro, pero por lo general en esos lugares disfruto conversar con la gente, conocidos y desconocidos… que dicho sea de paso el sólo hecho de que andes leyendo algo ya es excusa para algunos vecinos preguntar de qué trata tu lectura… ¡y entonces la emoción salta!

CUANTO TIEMPO LEER

Esta es difícil. Mientras te haces el hábito (que dicen los expertos toma al menos siete semanas de fidelidad), sugiero de 10 a 20 minutos diarios. Quizás pronto pases de 20 a 30 minutos diarios. Hay quienes leen más de dos horas diarias. Actualmente estoy leyendo un promedio de ocho horas a la semana. En otras épocas me ha tocado leer más, y en otras lo he hecho menos. Esas ocho horas semanales pretendo elevarlas a 10 este mes.

CUANTOS LIBROS LEER

Eso de que para sacar provecho de los libros hay que concentrarse en la lectura de solamente uno, es un mito. Me lo dicen justo después de haber pasado las aulas del Seminario: ¡Lectura simultánea de tres libros por materia! Usa la calculadora: 3 x 5 = ?

QUE LEER

De las aquí en cuestión, esta es la que más me gusta responder. Lo resumo así: hay que leer para aprender (asuntos de tu campo profesional, asuntos fuera de tu campo profesional, asuntos clásicos y asuntos novedosos) y para divertirse (dramas, comedias, temas de interés general, novelas); en otras palabras, leer sobre algo relacionado a tus roles pero también sobre temas relacionados con lo que ni tu mamá se creería que estás leyendo (jeje, tómalo en el buen sentido). Atrévete también a leer en otro idioma que domines, y por supuesto lee honrando a algún autor coterráneo.

Te personalizo los temas sobre los cuales he estado leyendo en los últimos dos años, digamos que de entre estos siete grupos temáticos, leo cuatro o cinco simultáneos:

  • Liderazgo y Administración.
  • Desarrollo Institucional (Marketing, RRPP, Coaching, Fundraising)
  • Familia (Matrimonio, Paternidad)
  • Enseñanza (Pedagogía y Homilética)
  • Tecnología (Oportunidades crecientes)
  • Teología, Filosofía ó Sociología (Nuevas corrientes, como “Dispensacionalismo Progresivo”, y por su lado, “Cultura y Postmodernidad”)
  • Novelas (Christian Jacq, Isabel Allende, y aunque hay quien no me cree, a García Márquez)

AUTORES DESTACADOS EN MI BIBLIOTECA

Entro otros: Bock, Carballosa, Chapman, Collins, Covey, Dobson, Hendricks, Garret, Grudem, Hybels, Lutzer, MacArthur, Maxwell, Núñez, Guitiérrez, Warren, Willkinson; y por supuesto los escritos que dejó mi abuelo.

Cinco cosas que no sabes de mí

Encarcelado
Encarcelado por ocultar cinco cosas que no sabían de mí

En verdad te digo… que mi colega Jorge Julio me hizo el llamado ineludible de responder a este meme. B)  (Me parece que entre los blogueros cristianos quien lo inició fue Larry A. Downs, vice-presidente y publicador de Grupo Nelson.) Ni modo, pensé que en la posteridad algún historiador amarillista iba a hurgar en los anaqueles de las historias inéditas y revelar mis secretos, pero ahora ya se hacen públicos. Como ven en la foto, de los paparazzis no logré escaparme 😀

Bueno, a confesar se ha dicho, estas son cinco cosas que probablemente no las supieras a menos que alguien tratara de extorsionarme, así que mejor me adelanto para que el asunto no pase a más:

  1. ¡Soy perfecto! Con frecuencia quienes conocen la “teoría de los temperamentos” me preguntan si yo soy un “melancólico” y pocos me creen que ese es no más que mi temperamento secundario. Como dicen, a la mamá de uno hay que creerle. Pues yo recuerdo que de niño mi madre me corregía diciendo: “Miguel Antoniooooo!!! Está bien que seas analítico, pero ya deja de ser tan criticón, introvertido, sensible, negativo y exigente… Eres un PERFECTO-MELANCÓLICO!!!!” Como se dan cuenta ahora, mi madre se encargó de que pensaran que melancólico era mi segundo temperamento. De su regaño me pareció obvio cual era el primero. 😀
  2. No me gusta la leche. Una vez, cuando tenía once años, se me olvidó “devolverla a la jarra” (je,je,je)… entonces mi abuela me la mandó a la escuela y tuve que tomarla delante de todos mis compañeritos y compañeritas. Desde entonces argumento que si Dios quisiera que un adulto tomara leche, su mamá lo seguiría amamantando… vaya excusa! 😀
  3. Soy un actor frustrado. De joven participe en un par de obras y dirigí otras dos. Otra vez me atreví a compartir un sermón dramatizado caracterizando al hermano mayor del “hijo pródigo”. No recuerdo otro atrevimiento, lo que si recuerdo es que mi esposa dice que cuando solteros la cortejé con un buen drama, pero que ahora tengo que poner esfuerzo para mantenerla con una buena comedia. Así que estoy a la espera de una gran oportunidad. 😀
  4. Fui practicante de la meditación trascendental. Y no es simplemente eso, sino que una vez presenté dos ofrendas en un altar mientras el “maestro” entonaba cánticos en sánscrito. Puntualizando, fui simpatizante y practicante dentro del movimiento New Age, hasta que “con la Influencia de La Palabra” me convertí al Cristianismo.
  5. No soy tan teólogo como te han dicho. No es que sea un juego de palabras, ni tampoco que nos vayamos a comportar como “perfectos-melancólicos” en definir quien hace y quien no hace teología, pero aunque preparo conferencias teológicas siento gran carga por las exposiciones bíblicas. No me gusta que me llamen “licenciado en teología” pues prefiero ser tenido como un aprendiz de teología bíblica. ¿Por qué? Porque aunque me gradué de del Seminario Teológico, soy un “activista” de la predicación expositiva de la Biblia. ¡Urge en el púlpito latinoamericano!

Uff!!! Ya me siento libre de esa cárcel de secretos. Ahora le paso este meme a Dolly de Lumbrera, a Pablo Fajardo de DeterminaciónHoy.net y a Joel Calleiro de DespuesDelDomingo.com.

Para todos nosotros, he aquí “la influencia”:

El que dice que es amigo de Dios debe vivir como vivió Jesús.” 1 Juan 2.6