¡Qué gran oportunidad ésta, la de pasar una Feliz Navidad con fe, amor y esperanza!

por | Diciembre 25, 2015

Siempre que oramos por ustedes, damos gracias a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, pues hemos sabido que ustedes confían mucho en Cristo y aman a todos los que forman parte del pueblo de Dios. Ustedes se comportan así porque, desde que oyeron el mensaje verdadero de la buena noticia, saben bien lo que Dios les tiene guardado en el cielo. Esta buena noticia se está anunciando por todo el Imperio Romano, y está dando buenos resultados. Así ocurrió entre ustedes desde el día en que supieron de verdad cuánto los ama Dios. Eso lo aprendieron de labios de Epafras, nuestro querido compañero de trabajo, que tan fielmente les sirve por amor a Jesucristo. Él nos ha traído noticias de ustedes, y nos ha contado cómo el Espíritu Santo les hace amar a los demás. [Colosenses 1:3-8 TLA]

¡Qué gran oportunidad la que tenemos de CRECER en FE!

La confianza en Cristo es una virtud necesaria para expandir nuestra área de influencia.  Esta clase de confianza es una forma de vivir: lo que creemos y transmitimos, lo que somos y compartimos, todo porque Cristo mismo es la esfera dentro de la cual vivimos.

¡Qué gran oportunidad la que tenemos de PRODUCIR en AMOR!

El amor en Cristo es una virtud necesaria para los buenos resultados en nuestras áreas de influencia.  El vínculo entre nosotros no debe ser un mero sentimiento de empatía o de simpatía, sino el amor en Cristo reflejado en sinceras expresiones prácticas.

¡Qué gran oportunidad la que tenemos de FORTALECERNOS en ESPERANZA!

La esperanza en Cristo es la virtud necesaria para que la influencia de nuestra confianza se reconozca, y para que los resultados de nuestro amor se valoren.  Sólo esta esperanza puede satisfacer nuestro anhelo de influencia, de resultados y de presencia.

¡Vivan con alegría su vida cristiana! Lo he dicho y lo repito: ¡Vivan con alegría su vida cristiana! [Filipenses 4:4 TLA]

No se trata de un simple positivismo en la vida, ni de un triunfalismo, ni de ciertos eventos que uno quiere que sucedan. La fe, el amor, y la esperanza tratan de Cristo en nosotros, por eso digo: ¡Qué gran oportunidad ésta, la de pasar una Feliz Navidad con fe, amor y esperanza… “si tú quieres“!

Mi participación en el programa “Frente a Frente con Renato Álvarez” y el P. Carlos Rubio:

Escribe tu pensamiento aquí: