¿Estás desperdiciando tu vida?

Las charlas “Alcance Total” impartidas por los pastores Nelson Guerra y Sergio Handal en el clímax de las conferencias “Sin Término Medio” fueron una exhortación al estilo del apóstol Pedro (2 Pedro 1:12), pero con el poder de una enseñanza fresca (Salmo 92.10). Durante este tiempo “recordamos con frescura” frases como:

  • Seamos fieles en lo poco, y Él nos ayudará a ser fieles en mayores cosas.
  • Oremos, oremos, oremos.
  • Una vida fructífera glorifica a Dios: Cuánto más fruto llevamos, más gloria le damos.
  • La Palabra fortalece nuestra unidad con Cristo. Separados de Él ningún fruto podremos lograr.
  • El que sirve al Señor Jesús recibirá honra del Padre.
  • No servir por mero cumplimiento de responsabilidad, sino para agradar al Señor mismo.
  • Una visión de servicio es como oxígeno para tu vida.
  • ¡El cristiano tibio desperdicia su vida!

En el Salmo 2 Dios hace al Rey David una profecía mesiánica que no solamente declara el carácter universal del reino de Cristo en su manifestación futura, sino que también muestra el encargo que Dios nos hace a nosotros los súbditos de su reino: Que llamemos a todas las naciones a adorar a Dios con reverencia, a buscar la alegría en Él, y a honrarle como Él lo merece. Pienso que David avanzó mucho en eso. Hemos sido invitados a continuar hacia un “avance total, amando al mundo de la manera como Dios lo ama”. Por eso te pregunto, Y tú, ¿a qué te dedicas?, ¿qué estás visualizando?

Escribe tu pensamiento aquí: