Lo Pobre Que Somos Nosotros

(Autor desconocido, editado)

Un padre económicamente acomodado, queriendo que su hijo supiera lo que es ser pobre, lo llevó a pasarse un par de días en el monte con una familia campesina. 

Cuando venía de regreso, el padre preguntó a su hijo: “¿Qué te pareció la experiencia?”

“Buena”, contestó el hijo con la mirada puesta a la distancia.

-Y… ¿qué aprendiste?, insistió el padre.

– Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una piscina con agua estancada que llega a la mitad del jardín; ellos tienen un río sin fin, de agua cristalina, donde hay pececitos, y otras bellezas. Que nosotros importamos linternas chinas para alumbrar nuestro jardín, mientras que ellos se alumbran con las estrellas y la luna. Nuestro patio llega hasta la cerca; el de ellos, hasta el horizonte. Que nosotros compramos nuestra comida; ellos, siembran y cosechan la suya. Nosotros escuchamos un CD; ellos escuchan una perpetua sinfonía de pájaros, pericos, ranas, y otros animalitos. Nosotros cocinamos en estufa eléctrica; ellos todo lo que comen tiene ese glorioso sabor del fogón de leña. Para protegernos nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas y vigilantes; ellos viven con sus puertas abiertas, protegidos por la amistad de sus vecinos. Nosotros vivimos “conectados” al celular, a la computadora, al televisor; ellos, en cambio, están “conectados” a la vida, al cielo, al sol, al agua, al verde de monte, a los animales, a su familia.

Ante el enmudecimiento de su padre, el hijo concluyó: “Gracias papi, por haberme enseñado lo pobre que somos nosotros.”

¡Confía! ¡Dios hará algo nuevo en ti y contigo! ¡Feliz año nuevo!

«Yo, ____________________, puedo confiar en la soberanía de Dios para mi renovación y restauración, pues fui creado para Su gloria, para publicar Su alabanza.»

Tal cita es una síntesis del capítulo 43 de las profecías en Isaías.  Te invito a “escribir” tu propio nombre en la línea punteada, y te propongo que confiemos en Dios para cumplir Su propósito para nuestra vida en el año nuevo y los años por venir, ¡para Su gloria!  Así que, rediseña y ¡confía!

¿Qué hemos vivido hasta ahora?  Pruebas, angustias, fracasos, debilidades y pecados personales, ansiedades, enfermedades, accidentes, malhechores, enemigos y otros pudieron habernos afectado en el plan de Dios para nuestra vida.  Aún el haber alcanzado éxitos, logros y metas sin glorificar a Dios se convirtieron en distracciones de nuestra misión en esta tierra.  Seguimos aquí porque Dios es Dios y Él nos ama. Él seguirá tomando iniciativa en buscarnos (I Juan 4.19) para “algo nuevo” conforme a Su palabra (2 Timoteo 3.14-17).  Así que corrige y ¡confía!

Continuar leyendo “¡Confía! ¡Dios hará algo nuevo en ti y contigo! ¡Feliz año nuevo!”

¿Felices fiestas? ¡Feliz Navidad!

“Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es Cristo el Señor.” Lucas 2:11

De alguna manera comprendo el por qué, de quienes no han reconocido en el Señor Jesucristo al Único Dios Salvador, se preparan para pasar unas “felices fiestas” en las cuales el Redentor de nuestros pecados no es el centro de la celebración.  El otro extremo, el que me resulta incomprensible, es el de aquellos que parecen empecinados en prohibirnos celebrar el amor de Dios en Cristo durante la Navidad.

Continuar leyendo “¿Felices fiestas? ¡Feliz Navidad!”

La Biblia como fuente para la Declaración Universal de Derechos Humanos

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

En el “Día De Los Derechos Humanos” invoco el Artículo 18 para manifestar que no encuentro en la Biblia choque con estos 30 artículos de la Declaración.  En general, estos artículos no contradicen principios fundamentales en las Sagradas Escrituras; y en particular, al menos 19 de ellos tienen fuerte sintonía con valores distintivos de la Justicia y el Derecho que se declaran en el Pentateuco, los Profetas, el Sermón del Monte y las Epístolas, entre otros.  Como cristiano, aprendiz de la Palabra de Dios, considero que hay una base teológica suficientemente demandante para velar por que se respeten estos treinta artículos contenidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, proclamados el 10 de diciembre de 1948 en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Continuar leyendo “La Biblia como fuente para la Declaración Universal de Derechos Humanos”

Amigos

Nuestra amistad
Comenzó en la Cruz
Se publicó en la Tumba
Se solidificó en el Trono
Pero ya me llamaste amigo
La noche que no estuve contigo

Mi Estrella

Con #LaEstrellaQueDiosMeRegaló*

¿Por qué eres mía?
Porque Dios te regaló a mí.

Eres mi empuje, mi flor, mi fuego.
Eres mi viento, mi tierra, mi mar.
Eres mi aliento, mi luna, mi sol.

Solamente tú:
Eres «La Estrella Que Dios Me Regaló»

Bodas de Rosas, 26º Aniversario

*Significado del nombre: Ester es “estrella”, Janet es “regalo de Dios”.

No se cansen de hacer el bien

Dignidad, propósito, nobleza

Así me decía mi madre y mi abuela, como también en el equipo y en la escuela.

Un factor detrás del cansancio, es decir, un desmotivador para no querer hacer el bien, es que mi aporte se valore como que es muy poca cosa. ¿Y la expresión “aportar un granito de arena” donde queda entonces?

El poco bien que hago resulta ser mucho cuando lo hago con dignidad, con propósito y con nobleza.

Estoy usando por primera vez este medio ( Anchor).  El mensaje de audio te tomará 2 minutos escucharlo dando “play” sobre la imagen en el centro.  Apreciaré tu valoración.  Muchas gracias.

¡Qué gran oportunidad ésta, la de pasar una Feliz Navidad con fe, amor y esperanza!

Siempre que oramos por ustedes, damos gracias a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, pues hemos sabido que ustedes confían mucho en Cristo y aman a todos los que forman parte del pueblo de Dios. Ustedes se comportan así porque, desde que oyeron el mensaje verdadero de la buena noticia, saben bien lo que Dios les tiene guardado en el cielo. Esta buena noticia se está anunciando por todo el Imperio Romano, y está dando buenos resultados. Así ocurrió entre ustedes desde el día en que supieron de verdad cuánto los ama Dios. Eso lo aprendieron de labios de Epafras, nuestro querido compañero de trabajo, que tan fielmente les sirve por amor a Jesucristo. Él nos ha traído noticias de ustedes, y nos ha contado cómo el Espíritu Santo les hace amar a los demás. [Colosenses 1:3-8 TLA]

¡Qué gran oportunidad la que tenemos de CRECER en FE!

La confianza en Cristo es una virtud necesaria para expandir nuestra área de influencia.  Esta clase de confianza es una forma de vivir: lo que creemos y transmitimos, lo que somos y compartimos, todo porque Cristo mismo es la esfera dentro de la cual vivimos.

Continuar leyendo “¡Qué gran oportunidad ésta, la de pasar una Feliz Navidad con fe, amor y esperanza!”

Cumbre Global de Liderazgo 2015

Con la participación de más de 300 líderes y liderezas del sector organizacional, empresarial y eclesiástico de cinco regiones del país, World Vision Honduras, en asocio con el Centro Evangelístico de las Asambleas de Dios, y la Asociación de Pastores de Tegucigalpa y Comayaguela, organizó el pasado 27 y 28 de Noviembre la Cumbre Global de Liderazgo 2015 de la Asociación Willow Creek.

Involucrando más de 100 voluntarios para preparar, apoyar y desarrollar el evento que incluyó 10 temas impartidos por oradores de “clase mundial”, entre los cuales mencionamos a: “Siete Preguntas Más Allá de Empresas que Sobresalen” por Jim Collins, “Creando Un Servicio al Cliente de Primer Nivel” por Horst Schulze, “Gracias por la Retroalimentación” por Sheila Heen, “La Inteligencia de los Novatos: El Aprender Supera a la Experiencia” por Liz Wiseman y, “Extendiendo Tu Capacidad de Liderazgo” por Craig Groeshel.

Continuar leyendo “Cumbre Global de Liderazgo 2015”

Gritos reformistas en la Iglesia de hoy

La Reforma Protestante fue un proceso que tuvo sus antecedentes y precedentes, y que aún hoy tiene sus consecuencias y demandas.  Variadas interpretaciones hay de tales antecedentes y precedentes, como variadas observaciones se hacen a las implicaciones de una necesidad de reforma en la Iglesia de hoy.  Planteo en forma de preguntas una auto-crítica a la fe protestante y evangélica hondureña, porque a las puertas de la celebración de 500 años de aquella Reforma, la Iglesia de hoy de nuevo ha de alzar un grito protestante y reformador.

Me pregunto…  ¿Es hoy nuestra fe santa? ¿Somos los hondureños que nos llamamos cristianos (45% evangélicos, 41% católicos) diferentes en identidad, propósito y modos de proclamar y extender las Buenas Nuevas del Reino de Dios?

Continuar leyendo “Gritos reformistas en la Iglesia de hoy”

Ante la impunidad, seamos diferentes, no indiferentes

El clamor popular reclama que “la Justicia tardía no es justicia”.  Y con esa sed, lamentable e indebidamente, algunos podrían pretender tomar la justicia en sus propias manos.  La impunidad da lugar entonces a peores males.  Dice el Sabio Predicador:  “Cuando el malvado no es castigado de inmediato, la gente piensa que puede seguir haciendo lo malo.” (Eclesiastés 8:11 TLA)

Ante la impunidad, además de la intolerante “justicia propia”, hay otras posturas que también dan lugar a peores males:  El escepticismo y la indiferencia.  Qué pesar cuando algunos actúan con indiferencia, y cuando otros permanecen escépticos de que algún día se triunfe sobre la corrupción. Tanto la indiferencia como el escepticismo causan graves perjuicios sociales.  (Sugiero una lectura en Eclesiastés 3:16-22, donde podríamos notar algunos indicios de cómo surgen peores males de la indiferencia y del escepticismo.)

Continuar leyendo “Ante la impunidad, seamos diferentes, no indiferentes”

Cómo estar agradecido “a pesar de lo duro que está la vida” – 7 aplicaciones del libro de Habacuc

Dios mío,
a gritos te pido que me ayudes,
pero tú no me escuchas;
¿cuándo vas a hacerme caso?
Te he rogado que acabes con la violencia,
pero tú no haces nada.

¿Por qué me obligas a ver
tanta violencia e injusticia?
Por todas partes veo
sólo pleitos y peleas;
por todas partes veo
sólo violencia y destrucción.

Nadie obedece tus mandamientos,
nadie es justo con nadie.
Los malvados maltratan a los buenos,
y por todas partes hay injusticia.
Habacuc 1:1-4 TLA

Continuar leyendo “Cómo estar agradecido “a pesar de lo duro que está la vida” – 7 aplicaciones del libro de Habacuc”